Carlos V

Publicado por Granada Diferente - Categoría: Alhambra, Blog

Emperador de dos mundos. Carlos I de España y V de Alemania

Nos encontramos ante uno de los personajes históricos más célebres y apasionantes del siglo XVI.

Su nacimiento , en 1500,  no fue muy común, ya que su madre, Juana , hija de los Reyes Católicos, da a luz en la letrina del Palacio  en Gante durante  el transcurso de una fiesta y  sin ninguna ayuda… Y de ésta manera tan original , vino al mundo el César Carlos , el que llegó a ser el monarca más poderoso de Europa.

Su infancia transcurrió alejado de sus padres , en un ambiente cultural rodeado de intelectuales y artistas. A los 6 años  su padre, Felipe el hermoso, muere y su madre, conocida en la historia como ” La Loca”,  pierde la razón.

Fruto de varias muertes prematuras así como la inteligente combinación de varios matrimonios dinásticos , Carlos V hereda por parte de sus abuelos, los Reyes Católicos, Castilla, Aragón, Cerdeña, Nápoles, Sicilia y las Indias y por parte de sus abuelos Maximiliano I de Habsburgo y María de Borgoña, gran parte de lo que hoy es Alemania,  el Ducado de Borgoña, los Países Bajos y  el Franco Condado entre otros.

Un vasto territorio, con pocos puntos en común y que debía ser gobernado por un joven de apenas 20 años. Una herencia fabulosa y difícil de manejar.

La solución a este gran rompecabezas que suponía en ese momento Europa fue precisamente el titulo de Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Era el hilo que finalmente conectaría todos los territorios y el ideal común que los aglutinaría . De esta manera Carlos V se convierte en el “Guardián de la Cristiandad”  y este ideal dirige a partir de ese momento todo y cada uno de los movimientos de este gran rey.

Posiblemente desde el principio de su reinado el Emperador tuvo claro como iba a trascurrir su vida, casi sin un periodo de descanso o de paz. Se puede decir que la época más feliz en su vida son los pocos meses que permanece en Granada junto a su esposa Isabel de Portugal. A partir de ahí su vida se reparte entre guerras contra su gran enemigo Francisco I, contra el Imperio Otomano, contra Lutero y el protestantismo y  entre negociaciones y pactos para conseguir el dinero para financiar tantas guerras.

A partir de 1539 , con la muerte de su esposa, comienza su declive emocional .Con la edad se fue acentuando su carácter caprichoso y autoritario sobre todo respecto a su gran  pasión  ,la comida y bebida. Las luchas para mantener ese gran imperio cada vez se le hacía más difícil y a eso se le unían los terribles  dolores de la gota.

Este rey viajero , que nunca permaneció por mucho tiempo en el mismo lugar, al fin de sus días abdica en su hijo Felipe II y se traslada al Monasterio de Yuste para encontrar su reposo espiritual.

Tres años más tarde de su retiro en Yuste, en 1558  y postrado por la gota, muere al contraer el paludismo.

Resulta muy curioso que el Emperador más poderoso de todos los tiempos perdiera su última gran batalla contra un mosquito. Para saber más infórmate de nuestras Visitas guiadas a la Alhambra y Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información