La Alhambra de Granada para niños I. Un viaje apasionante en el tiempo

Publicado por María José Osorio - Categoría: Alhambra, Blog

 

Seguro que has visto fotos de la Alhambra o quizás has tenido la suerte de visitarla con tus papas y te preguntas ¿que hace un palacio tan curioso en esta ciudad? ¿Por qué se decoran de esta manera sus techos o sus paredes?   Pensaras que los palacios de tu ciudad tienen un aspecto muy distinto.

palacios

¡Acompáñanos!, vamos a viajar en el tiempo y comprenderás que todo tiene un porqué.

En primer lugar, la Alhambra no eran solo una serie de palacios, sino toda una ciudad que un sultán, que es algo muy parecido a un rey, construye para vivir junto con su familia, junto a las personas que le ayudan a gobernar, a los panaderos que le hacen el pan, a los soldados que lo defienden y en definitiva a todas las personas que trabajan para él.

¿Cuántas personas piensas que vivían en la Alhambra?  Seguro que más de las que has pensado. Fueron unos 2000 habitantes.

En segundo lugar, no debes olvidar que en esa época la ciudad de Granada estaba habitada por los llamados “andalusíes” que no eran otra cosa más que españoles de religión musulmana. En el siguiente post prometo contarte de donde venían, que costumbres tenían, cuanto tiempo se quedan aquí….

Pero ahora sigamos con la Alhambra…

Como te he dicho la Alhambra fue una ciudad, pero una ciudad musulmana que tuvo un barrio militar llamado Alcazaba donde vivían los soldados que vigilaban y defendían la ciudad de posibles ataques. También tenia numerosos palacios de los que conservamos una gran parte. Contaba también con una colina donde se cultivaban las frutas y hortalizas que se consumían, además de un palacio que los sultanes usaron a veces en verano y que conocemos como el Generalife. Y por supuesto existía una Medina, que en árabe significa “ciudad”, donde vivían los artesanos, sirvientes, funcionarios, etc.

Si ojeas el siguiente plano podrás encontrar todas esas distintas zonas.

Toda la Alhambra estaba rodeada de una muralla que la protegía. Estoy segura que la ciudad donde vives también tuvo una muralla porque en esa época era lo habitual, ya que existía la mala costumbre de atacar a tus vecinos.

foto-alhambra01

Hay algo más que te permitirá diferenciar una ciudad musulmana de otra que no lo es, se trata de sus casas o de sus palacios, toda la decoración se encuentra en el interior y el exterior es totalmente austero, no tiene nada de decoración, de forma que si tu pasas por delante no podrás ni siquiera adivinar la belleza y los tesoros que se esconden en su interior. Pero cuando por fin se habrá una de esas puertas, entrarás en un mundo mágico, en un pequeño paraíso.

¿Quieres saber más sobre estos palacios de cuento? Síguenos en nuestro siguiente post “La Alhambra para niños. Verla y entenderla”.

Quieres disfrutar de esta joya sin igual, permítenos acompañarte, no te pierdas nuestra Visitas privadas por la Alhambra para niños, adaptadas a tus hijos donde aprenderían a ver, y a interpretar lo que ven. Estamos seguros que esta visita dejará una huella imborrable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información