La Alhambra para niños II. Verla y entenderla

Publicado por María José Osorio - Categoría: Alhambra, Blog

La Alhambra del siglo XV

¡Bienvenidos de nuevo a nuestro viaje por el tiempo!. Volvemos a aterrizar en Al Ándalus, en Granada, en la Alhambra, en el S. XV.

Nos encontraremos con una ciudad musulmana  tal y como os conté  en el anterior  post.

Sería una ciudad con calles estrechas, repletas de gente, de ruidos, de olores….Esta ciudad seguro que se parecía mucho a otras muchas ciudades musulmanas pero con una diferencia, estamos en la Alhambra y por eso cerca se encuentran los Palacios.

La Alhambra y sus Palacios

Damos un salto y nos trasladamos a la parte más bonita de la Alhambra, a sus palacios.  Vamos a hablar de los tres palacios que se conservan, aunque hubo algunos más.

Seguro que al entrar os sorprenderá toda la decoración, seguro que os quedáis con la boca abierta y efectivamente ese era su objetivo, impresionar al que entrará en ellos y mostrar el poder del sultán, pero también el disfrute de los que vivían allí.

Comenzamos con el primer palacio, el que conocemos aún como el Mexuar, que tenía una función administrativa, era donde se reunían los ministros y donde se administraba justicia. Empezamos a ver la decoración típica de la Alhambra y que se repite durante toda la visita.

Vamos a hablar un poco de la decoración que hay a tu alrededor. Intenta adivinar los materiales que se usan. Seguro que ya has adivinado que los techos son de madera e igual que para la mayoría de los materiales de la Alhambra, fueron inteligentes y usaron los que encontraron cerca de Granada.  Los techos son impresionantes, son puzzles de miles de piezas. Sin duda para hacerlos hay que ser un experto en geometría.

Seguimos con las paredes, son placas de yeso  y para hacerlas se usaron sobre todo los moldes que se rellenaban y una vez que el yeso pasaba a estar duro se pegaba sobre la pared.  Se decora con formas geométricas, con letras árabes, con dibujos de plantas.

Vamos a jugar a buscar estos tres tipos de decoración sobre la foto que aparece a continuación.

 

Seguro que los has encontrado todos.

Seguimos con el siguiente material. Si miras un poco más abajo veras un zócalo de cerámica. Igual que el techo son pequeñas piezas que se unen formando un puzzle. Hay que hacerlo sobre el suelo, con las piezas hacía abajo y luego levantar y pegarlo a la pared. ¿Te imaginas que te equivocas en una pieza, pones otra de otro color y lo descubres cuando está pegado a la pared? Pues parece que alguna vez ocurrió y seguro que el sultán se enfadó mucho.

Por último, tenemos las preciosas columnas que son de mármol blanco.

Y ahora tienes que cerrar los ojos e imaginar todo lo que te rodea pintado de colores intensos. ¿Crees que sería bonito? ¿lo prefieres como está hoy? Hay todo tipo de opiniones, pero lo seguro era que a estos andalusíes le gustaba con colores.

Aun nos quedan dos palacios y son el de Comares, en el que se encuentra la sala del trono, donde se recibían a embajadores, a personajes importantes, donde se reunía el sultán con consejeros, etc. Esta sala es impresionante y el techo aun más, tanto que merece que hablemos solo de él en otro post.

El último de nuestros palacios es el famoso Patio de los Leones. Estamos entrado en el ámbito privado, donde se vivía, donde se celebraban fiestas, donde hacían recitales de música y poesía.

patio-de-los-leones

 

Pero ¿Cómo se podría vivir aquí en invierno?, ¿Qué hacen esos leones de mármol en el patio?, ¿Por qué las ventanas no tienen cristales o porque están tan altas?

Descúbrelo con nosotros en nuestra Visitas privadas por la Alhambra y Granada con niños, no solo para ver y disfrutar en familia sino para comprender la Alhambra y todos sus rincones. ¡Te esperamos!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información