APAGÓN DIGITAL EN LA ALHAMBRA, COMO DISFRUTAR SIN MOVIL DEL PALACIO NAZARIE

¿Cómo sería la experiencia de disfrutar de la Alhambra para todas esas personas cuyo único objetivo es fotografiar sin parar cada imagen que les ofrece este monumento? ¿Cuánto disfrutarían de ella todos aquellos que se han olvidado de que se encuentran en un lugar que es un paraíso para los sentidos? ¿Hemos llegado a un punto en que es necesario un apagón digital en la Alhambra?

Cómo disfrutar sin móvil del palacio nazarí.

Corren de un lado a otro, intentan colocarse en primera fila para hacer la mejor foto. Buscan el ángulo perfecto; el selfie que dé fe de que estuvieron allí. Comparten con sus amigos, buscan el like. Se privan de vivir y de sentir.

No invento nada: el debate a favor o en contra del uso o abuso del móvil está a la orden del día. Es una cuestión que se puede abordar desde diversas perspectivas. Pero lejos de eso, hoy quiero centrarme en lo que nos perdemos, al visitar Granada, cuando decidimos mirarla a través de la pantalla.

Mi apuesta por el ‘apagón digital’: visita la Alhambra de una manera diferente

¿Qué recuerdos guardamos? ¿Cómo los guardamos? ¿Vale más lo que archivamos en nuestro teléfono móvil o lo que queda en nuestra memoria? ¿Qué evocaremos cuando volvamos a oler un jazmín en otro lugar?

Mis recuerdos de infancia están asociados a los canales de agua de la Alhambra y a las competiciones con mi hermano para ver qué hoja llegaba antes. Sin duda, ver las fotos de la familia visitando el monumento me traen muchos buenos recuerdos; estoy segura, no obstante, de que no se habrían archivado en mi memoria con esta fuerza si mi mayor preocupación hubiera sido la de inmortalizar en mi teléfono cada minuto de mi paso por la Alhambra.

La Alhambra, y esto es aplicable a cada monumento, no son solo imágenes, son sonidos, es el rayo de sol que te calienta en un día de frio, es la luz especial que baña el monumento en otoño, totalmente distinta de la que hay en abril. Son todas esas sensaciones que te envuelven y que solo tú puedes captar.

¿Qué nos perdemos de un concierto mientras lo grabamos o qué nos perdemos de una buena comida con amigos mientras subimos la foto del plato?

Cada vez hay más hoteles y restaurantes donde se prohíbe el uso del móvil en espacios comunes. Al final, terminará siendo lo que ocurra también en muchos monumentos.

En un mundo en el que parece que, cada vez más, el valor de las cosas viene dado por la respuesta de nuestros contactos en redes sociales; en un mundo que se cuantifica en likes o en comentarios, te invito a acompañarte en tu próximo paseo por la Alhambra para que disfrutes de ella de una manera diferente

Si quieres leer más sobre este tema creo que este articulo te puede interesar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *